Av. Príncipe de Asturias nº30 Ent. 5ª 08012 Barcelona  |  info@bpbpsico.com

  93 368 00 66  |  L - V de 9h a 20h y Sábados de 10h a 14h

Trastornos de la Conducta Infantil

Cuando hablamos de trastornos de conducta en psicología clínica infantil, nos referimos al trastorno negativista desafiante y al trastorno disocial.

A continuación vamos a describir cada trastorno con el fin de facilitar su detección en casa. También hablaremos del tratamiento para que puedas hacerte una idea de cómo se abordan estos problemas de conducta.

El trastorno negativista desafiante se caracteriza por un patrón de comportamiento negativista, hostil y desafiante que dura al menos 6 meses. Este patrón de comportamiento provoca un deterioro de la actividad social, académica o laboral.

Los indicadores de este comportamiento pueden ser tanto de irritabilidad (o estar molesto) como de negativismo (o de molestar a otros).

Indicadores de irritabilidad:

-       Se encoleriza e incurre en pataletas.

-       Es susceptible o fácilmente molestado por otros.

-       Es colérico y resentido.

-       Es rencoroso o vengativo.

Indicadores de negativismo:

-       Discute con adultos.

-       Desafía activamente a los adultos o rehúsa cumplir sus demandas.

-       Molesta deliberadamente a otras personas.

-       Acusa a otros de sus errores o mal comportamiento.

Si detecas alguno de estos indicadores típicos del trastorno negativista desafiante en alguno de tus familiares, no dudes en ponerte en contacto con el Gabinete de Psicología Clínica BPB rellenando el formulario o llamando al teléfono de contacto que encontrarás en la web. Aquí realizaremos una buena evaluación del caso y te ayudaremos a resolver el problema con las técnicas más eficaces en Psicología Clínica.

El trastorno disocial se caracteriza por un patrón repetitivo y persistente de comportamiento en el que se violan los derechos básicos de otras personas o normas sociales importantes propias de la edad.

Los indicadores de un trastorno de conducta disocial pueden ser de agresión a personas o animales, de destrucción de la propiedad, de fraudulencia o robo o bien de violaciones de normas. Este comportamiento interfiere en el rendimiento académico o actividades de la vida diaria.

Indicadores de agresión a personas y animales:

-       Fanfarronea, amenaza o intimida.

-       Inicia peleas físicas.

-       Usa un arma.

-       Crueldad física con personas.

-       Crueldad física con animales.

-       Roba con enfrentamiento.

-       Fuerza una actividad sexual.

Indicadores de destrucción de la propiedad:

-       Provoca incendios.

-       Destruye propiedades.

Indicadores de frauduencia o robo:

-       Violenta el hogar o el automóvil de otra persona.

-        Miente o “tima”.

-       Roba sin enfrentamiento.

Indicadores de violaciones de normas:

-       Está fuera de casa de noche en contra de sus padres.

-       Escapa de casa por la noche.

-       Hace novillos.

Si detecas alguno de estos indicadores en alguno de tus familiares, no dudes en ponerte en contacto con el Gabinete de Psicología Clínica BPB rellenando el formulario o llamando al teléfono de contacto que encontrarás en la web. Aquí evaluaremos adecuadamente tu caso y te ayudaremos a resolver el problema con las técnicas más eficaces.

El trastorno disocial puede tener su inicio en diferentes momentos de la vida, afectando el momento de aparición del trastorno con el pronóstico. Así, puede aparecer antes de los 10 años (inicio infantil) o después de los 10 años (inicio adolescente).  El tipo infantil tiene peor pronóstico, pudiendo perdurar en la vida adulta y asociarse con el trastorno antisocial de la personalidad.

 

Para el tratamiento de estos trastornos se utiliza el entrenamiento de padres y el entrenamiento de niños.

El objetivo del entrenamiento de padres consiste en modificar las interacciones padres-hijos desadaptadas a través de técnicas operantes.

El objetivo del entrenamiento de los niños consiste en aumentar las estrategias de autocontrol a través de técnicas cognitivas (entrenar habilidades). El entrenamiento de los niños se utiliza en mayor medida cuando se trata de adolescentes.

Las técnicas operantes son fundamentales para tratar este tipo de tarstornos. Existen técnicas para aumentar las conductas deseables y técnicas para reducir las conductas indeseables.

Si deseas empezar a tratar con las técnicas adecuadas estos problemas de conducta, no dudes en ponerte en contacto con el Gabinete de Psicología Clínica BPB, rellenando el formulario o llamando al teléfono de contacto que encontrarás en la web. Podemos ayudarte.

¡Escríbenos ahora! Y empezaremos a ayudarte.
Nombre (*)
Porfavor, escribe tu nombre.
Telf (*)
Error, parece que no has puesto tu número de teléfono correctamente.
E-mail
Porfavor, escribe tu dirección de correo eléctrónico para que te podamos contactar.
Tu mensaje
Tu mensaje contiene un error.
Acepto la política de privacidad

Entidades colaboradoras:

               

Cuadros facultativos:

                                              

Contacto

  • Av. Príncipe de Asturias nº30
    Ent. 5º 08012 Barcelona
  • 93 368 00 66

Codi Registre de Centres, Serveis i Establiments Sanitaris del Departament de Salut: E08961710